Eventos únicos en petit comité. ¿Cómo se hace un Maridaje Musical?

El vino expresa cultura, sabe a música y se escucha en el paladar. Entrevista a los músicos de Q-Art Ensemble.

Q-Art Ensemble es un colectivo de músicos profesionales que dan forma a varias formaciones musicales, desde un dúo de violín y cello hasta una orquesta de cuerdas. Comenzaron en 2011 siendo un cuarteto de cuerda y pronto comenzaron a tocar en ciclos de música de cámara y a grabar bandas sonoras de compositores actuales.

También han dado forma a proyectos en colaboración con artistas de todas las disciplinas: el canto, la danza, el teatro, la pintura e incluso la moda. Han actuado en el Teatro Real, Círculo de Bellas Artes, Museo del Prado, Museo Thyssen-Bornemisza, Matadero de Madrid, Teatro de la Luz Gran Vía y galerías de arte, entre muchos otros.

En los últimos años se alzan en el mundo de los eventos de la música en directo para entidades culturales y corporativas con propuestas como la que nos presentan hoy junto a Sara Rodríguez, export manager de Bodegas Dcoop Baco: el Maridaje Musical.

Entrevistamos a Inma Almendros, violinista y fundadora junto a Sara Pérez, Verónica Jorge y Ainhoa Urivelarrea.

Lo primero es agradecer a Inma Almendros fundadora de Q-Art Ensemble por haber hecho un hueco en su agenda y concedernos esta entrevista para toda la comunidad de librito@bierto y mostrarnos que es esto del Maridaje Musical

  • Sabemos que no es la primera ocasión en que os habéis unido a otras artes con vuestra música, pero ¿Cómo se une un vino a una pieza musical?
  • El maridaje musical busca todas las conexiones posibles entre ambas cosas, cuanto más ingeniosas, mejor. Existen muchísimos aspectos en común entre una pieza musical y un vino en los que un músico y un enólogo o el representante de una bodega pueden indagar, por ejemplo, su lugar de origen, las texturas más o menos ligeras, la fluidez, el matiz o el tono.
  • ¿Es necesario que el organizador de un maridaje musical sea experto en música o el músico un experto catador?
  • No es necesario, pero si el representante de una bodega va a realizar un evento así lo más probable es que como mínimo sea melómano. El músico también debe saber apreciar un buen vino. Nuestro trabajo es conocer muy bien la Literatura que nos ofrece la Historia de la Música y unirnos a otro profesional que tenga la misma pasión por su bodega o restaurante. Lo más importante es la comunicación y que ambas partes se sienten a buscar todos esos puntos en común.

  • ¿Cómo es esa primera reunión entre un profesional del vino y una violinista para preparar un evento así?

  • Se puede romper el hielo por ejemplo, descorchando una botella del vino que se quiere presentar y escuchando diferentes piezas musicales. Después funciona muy bien el brainstorming, lanzando ideas, incluso descabelladas al principio. De repente se van encendiendo bombillas… La verdad que es un proceso muy divertido.

  • Al público le encantan las experiencias en las que se sienten involucrados. ¿Qué ofrece esta experiencia al oyente y a su vez catador?
  • Al que asiste a esta experiencia se le guía para que aprecie ambas cosas y la magia de su unión. Siempre se aprende cultura, tradición y por supuesto es un deleite para los sentidos, porque de alguna manera se crea una especie de sinestesia, en este caso entre el oído y el paladar. A pesar de todo, tanto la música como el paladar están sujetas a la subjetividad de cada uno, por lo que cada experiencia es única, incluso la misma persona en diferentes momentos puede experimentar cosas diferentes.

  • Según lo que dices, la música puede maridar no solo con un vino, sino que tiene correspondencias con absolutamente cualquier tema. ¿Cuál es el maridaje más original que habéis realizado?
  • Hubo una presentación muy especial de un diseñador de moda celebrada en la Facultad de Bellas Artes y en la que había una única modelo girando en un torno de escultor. Cada prenda iba asociada a una pieza musical que interpretábamos con violín y cello mientras los estudiantes de la Facultad dibujaban a la modelo. Creo que salió muy bien gracias a la buena comunicación y profesionalidad de todas las partes involucradas.

Para no abusar de tu generosidad solo te haremos una última pregunta y luego dejaremos a nuestros lectores un enlace al artículo completo sobre Maridaje Musical que tienes en tu Blog.

  • ¿Qué espacio sería el adecuado para un maridaje musical?
  • Una bodega o un restaurante, que no sea demasiado grande para que los asistentes no queden lejos de la música. Sería como ir a un concierto de música de cámara. Además ahora recordemos que debido al Covid-19 los eventos no pueden estar masificados y se deben buscar experencias en petit comité.

VER ARTÍCULO COMPLETO EN EL BLOG DE Q-ART

Más videos y colaboraciones de Q-Art Ensemble…

CANAL DE YOUTUBE DE Q-ART ENSEMBLE

Únete a nuestro nuevo grupo de Facebook para ver y compartir más recetas

Si te gustan nuestras recetas compártelas con amigos y familiares, si has llegado aquí desde Facebook o alguna otra red social te agradeceríamos mucho que nos dejases un saludo indicando desde donde nos ves en los comentarios.

Compartir